Unas 2.000 personas asisten a la gala más solidaria del Maspalomas GayPride

El Maspalomas GayPride 2017 ha celebrado este lunes su noche rosa con la asistencia de unas 2.000 personas. Una gala solidaria para concienciar sobre las enfermedades y problemáticas relacionadas con el colectivo LGTB. Por ello, y durante toda la semana, habrá en los alrededores del escenario del Centro Comercial Yumbo puestos de asociaciones como Amigos Contra el Sida  para dar a conocer su labor social y recaudar fondos para seguir prestando esa ayuda que tanto necesitan muchos afectados y sus familiares.

En ese sentido, el presidente de Amigos Contra El Sida (ACES), Orlando Viera, ha asegurado que en el último año “ha habido un aumento en los casos de VIH y, sobre todo, nos preocupa el repunte en sífilis”. De esta manera y para dar la información necesaria al respecto hay folletos informativos y reparto gratuito de preservativos para “evitar nuevos contagios”. En este puesto, ponen a la venta material como camisetas de ACES o lazos rojos, además de celebrar un sorteo de un fin de semana para dos en un apartamento, cortesía de sus patrocinadores. “El objetivo es conseguir fondos para poder continuar con nuestra labor de información y prevención”, explicó. La gala estuvo presentada por Fruela e Isabel Torres, que en todo momento recordaron la necesidad de contribuir con una causa tan importante como la lucha contra el sida. El miércoles se colocará el tradicional lazo rosa con velas para recordar a los que han fallecido por estas enfermedades.

A pesar de la lluvia, que sorprendió al sur de Gran Canaria, la Noche Rosa pudo celebrarse con total normalidad. Sobre el escenario del Maspalomas GayPride 2017 pudimos ver a la comparsa Aragüimé, que se encargó de calentar el ambiente con su colorida obertura llena de ritmo, lentejuelas y plumas. Le siguió el cuarteto Black Feeling que ofreció una actuación de voces en directo haciendo un recorrido por los éxitos de música pop y disco de todos los tiempos.

El cantante Iván Banderas interpretó algunos de sus éxitos con un marcado toque dance así como conocidas canciones que pusieron a bailar a todo el Yumbo. Miss Priscila lució una fantasía caribeña y demostró su desparpajo con un toque de música latina. La encargada de cerrar esta noche rosa fue la artista valenciana Rebeca Moss, aspirante a Eurovisión 2016, que comenzó con un tema lírico propio para finalizar con piezas más marchosas sin perder en ningún momento su potente voz.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Contenido Protegido