Luna, una historia de superación. -Final

En un principio, comencé a caminar, mi hermana estudiaba a unos km de casa e íbamos caminando. Así de paso hacíamos ejercicio. Para mí caminar era una broma … Lo odiaba. Odiaba cualquier cosa que me hiciera ver lo rápido que me cansaba. Que me hiciera ver la realidad.
A parte de tus fantasmas, escuchabas muchos comentarios sobre tu físico. Físico que querías cambiar pero al no quererte por culpa de gente que no sabe ver más allá, pues no eres capaz de dar el paso (hoy vengo a hablarte desde dentro, clara y concisa, sin flores y adornos. Quiero hacerte ver la realidad), te hacen pensar que no sirves y es duro. Es duro querer dar lo mejor de ti y que la gente no llegue a verlo por tus kilos de más, los kg son como los cristales opacos… hacen que un paraíso deje de verse ante ojos de ignorantes.
A partir de ahí me motivaba a mí misma para cambiar. Empezaba dietas absurdas, dejaba de comer y luego pasaba de todo, me rendía y lo dejaba todo. Así con las dietas absurdas y el gimnasio (mis antiguos monitores lo saben). No me siento orgullosa de ello, porque era alguien que no soy.
Comencé en un gimnasio (de momento no haré referencia en cuanto a nombres), di con un monitor que hizo que empezase a ver el ejercicio con otros ojos… un profesional como la copa de un pino ( al que a día de hoy, no me he decidido a agradecer su influencia en mi persona).
Una vez ahí, comencé un plan de “entreno”. Y lo pongo en comas… porque yo hacía caso omiso a las instrucciones que me daba el pobre…
Luego me lo tomé algo más en serio, me sentía mejor conmigo misma y él hacía que me gustase ir a entrenar.
Era el típico monitor que ama su trabajo y te explica todo. Y a mi mente curiosa y con ganas de aprender le entró la información.
Así duré por primera vez con el deporte. Pasé la barrera dura de el comienzo, mi consejo es que busques una motivación para ello, la que quieras… aprender, mejorar, conseguir una meta.
. Plantea algo, trabaja duro y conseguirás todo lo que sueñes. No seguía dietas pero poco a poco quería más y me sentía mejor. Los cambios, fueron lentos. Actualmente llevo 5 – 6 años sin rendirme y solo uno haciendo las cosas bien, es decir, hasta que no haces las cosas bien… cualquier cambio es inviable, es cuando se comienzan a ver cambios y progresos claros.
Resumiendo… una vez empezó a gustarme el deporte me comencé a meter en clases dirigidas (tipo step, aerobic y tonificación, pasando también por spinnig) ¿Qué pasó?
Pues lo que siempre digo en mis clases… traté de dar todo, traté de querer rendir como los demás y me decepcioné al ver que no tenía aguante, coordinación ni resistencia en general. Podría haberme rendido, podría haber pensado que eso no era para mí.
Tuve la suerte de coincidir con grandes monitores que me han enseñado gran parte de lo que soy como profesional de este mundillo, sobre todo la gran pasión que siento por mi trabajo. Y siempre se los agradeceré (a S. Y Y., sin vuestros consejos, vuestra dedicación a vuestro trabajo y vuestras maravillosas clases… quizás no habría descubierto mi mayor pasión, GRACIAS).
poco a poco (no hablo de una semana, ni un mes… hablo de días del año y de años de la vida, estuve 4 años yendo como diversión, como pasatiempo, sin cuidar alimentación ni planificar un entreno, solo por disfrute y amor al deporte), me fui enamorando. Sí, es así, unos se enamoran de personas, otros de físico y otros de dinero… yo me enamoré de lo que hoy es mi trabajo.
Me enamoré de mejorar, de crecer y aprender. Me enamoré de esforzarme y sentir que me superaba, quizás 
sientas lo mismo si empiezas… Quizás si te das la oportunidad de intentarlo, te marcas una pequeña meta, poco a poco te esfuerzas y la consigues, verás que el orgullo propio que se siente te hace mantenerte. Te hace querer cuidarte, querer ser mejor que ayer.
Eso a día de hoy es lo que creo que me ha mantenido. Una vez realicé mis estudios (pasando por varias experiencias que quizás algún día os compartiré si os gusta mi historia) y finalicé mis prácticas, la empresa con la que las hice me dio la magnífica oportunidad de empezar y creer en mí hasta hoy (año y medio de trabajo). Antes sabía que estaba enamorada de este estilo de vida, pero una vez te dedicas a el al 100%… conoces gente maravillosa, sientes que puedes ayudar a alguien en un objetivo tan real y bonito como el tuyo. Sientes que puedes aportar esa motivación que tu necesitaste un día (al empezar) y que quizás todos necesitamos. Puedes intentar que una persona insegura confíe en sí, trate de dar un poco más cada vez (porque yo se lo que siente).
En definitiva… me enamoré aún más de poder dedicarme a lo que un día creí un imposible en mi vida. Y cada día me esfuerzo por aprender, por mejorar y por conseguir mis metas (que sin duda, me quedan muchas que alcanzar, pero sé, que jamás me rendiré. ¡Y menos aún al ver las oportunidades que la vida nos da cada día de alcanzar nuestros sueños!).
Con esto, sintiendo haberme extendido tanto en lo que pretendía ser una presentación para compartir mi historia, e intentar hacerte plantear metas claras y ¡motivarte a empezar! Me despido con con una frase que llevo en mi piel
… una frase que para mi significa mucho más que palabras: si puedes soñarlo, puedes hacerlo. Ha sido un placer darte a conocer un poco de mí, espero que estas palabras, sirvan para ayudar a alguien, que como yo, intenta ser una mejor versión de sí mismo.
¡Feliz semana y feliz vida! ¡Lucha siempre por tus sueños! Recuerda que nadie puede decirte de cuánto eres capaz, salvo tú mismo.

6 comentarios sobre “Luna, una historia de superación. -Final

  • el 18 marzo, 2017 a las 12:45 am
    Permalink

    Sólo decir que tengo la suerte de conocerla personalmente, ya conocía una parte de su historia, me ha encantado el artículo, ella habla de los monitores que le motivaron para comenzar y que gracias a ellos hoy se dedica a lo que le gusta en la vida, pues decirte luna que en este mundillo como tú lo llamas, deberían de existir más personas con las ganas y la profesionalidad que nos demuestras cada día, ya que en tus clases no dejas que nadie se rinda y siempre estás dispuesta a dar lo mejor de ti para ayudar y motivarnos a todos, con tu alegría haces que todo sea más fácil y sigas teniendo ganas de volver al día siguiente y superarte, como bien tú dices sacas lo mejor de nosotros sin que nos demos cuenta, Gracias por qué como ya te he dicho personalmente sin tus locuras y diversión nada sería lo mismo. Grande cómo persona y mejor aún si es que se puede Monitora.

    Respuesta
    • el 18 marzo, 2017 a las 4:13 pm
      Permalink

      Que preciosas palabras! Gracias cristina! Un abrazo!

      Respuesta
  • el 19 mayo, 2017 a las 9:04 pm
    Permalink

    Te admiro Luna!Sigue con ese actitud ,puedes conseguir lo que te propongas.Eres una chica encantadora.

    Respuesta
    • el 31 mayo, 2017 a las 10:58 pm
      Permalink

      Jo me dejan sin palabras! Gracias meta! Un abrazo enorme!!!

      Respuesta
  • el 17 octubre, 2017 a las 8:45 pm
    Permalink

    Luna gracias por decirnos siempre que leeamos tu artículo. Me siento más que identificada con esas palabras, estoy en esta lucha actualmente, 2 meses en los que he aprendido a no competir con nadie más que conmigo misma, porque esto lo hago sobretodo por mi, no me interesa ser la mejor si no hacerlo lo mejor que pueda y poco a poco superarme cada día. Cuando empecé en el gimnasio no tenía apenas aguante y poco a poco he visto progresos significativos. Muchas gracias por descubrirme el body pump, llevo solo 3 clases y salgo hecha polvo, pero milagrosamente me encanta. Gracias por apoyarnos en esos momentos duros, por la energía, por la experiencia y por ser como eres ♡.

    Respuesta
    • el 15 noviembre, 2017 a las 11:02 pm
      Permalink

      Preciosa acabo de verlo! Muchísimas gracias por tus bellas palabras! Sabes que siempre les apoyaré a todo el que quiera venir a clases y mejorar a todo el que quiera compartir eso conmigo siempre tendré una palabra de ánimo o apoyo! Un abrazo hasta el lunes que vuelvo de mis vacaciones

      Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Contenido Protegido