La estafa del turismo británico en Canarias

Una moda que se ha establecido entre los turistas británicos desde hace varios años está invadiendo Canarias, desangrando el sector turístico con durísimas reclamaciones. ¿El origen de la estafa? Una falsa gastroenteritis que consigue unas vacaciones de ensueño a coste cero.

Los estafadores, una vez llegados al lugar de origen y sin ninguna prueba médica que lo confirme,  denuncian a los hoteles a través de las agencias de viajes y touroperadores para que éstos devuelvan el dinero de la estancia gracias a la normativa especial del Gobierno británico, según informa Turespaña, en la que el turista tiene por ley un 51% de ventaja en un jucio contra un alojamiento hotelero aun sin presentar pruebas, simplemente una factura de farmacia o similar. A tal punto llega este fenómeno, que ya ha supuesto un coste económico para el sector de más de 90 millones de euros en Canarias.

Es más, por mucho que los establecimientos hoteleros presenten pruebas de laboratorio para demostrar que todo se encuentra en buen estado, si “el afectado” dice que no se le ha puesto bien y tiene dolor de barriga, no hay pruebas científicas ni inspecciones de Sanidad positivas que valgan.

Aunque es una práctica que por ahora solo afecta a los hoteles de tipo ‘Todo Incluido’, las constantes estafas y la incapacidad de las empresas hoteleras de poder reclamar ( las altísimas costas procesales de la justicia británica alcanzan las 50.000 libras) ha hecho que un grupo de abogados británicos se haya especializado en este tipo de fraude, donde a través de las redes sociales, animan a los turistas a reclamar falsamente.

En búsqueda de una posible solución, el pasado 4 de octubre la Oficina Española de Turismo de Londres reunió a ABTA, a los principales turoperadores TUI, Thomas Cook y Jet2, además de a la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turístico (Cehat), pero tampoco encontraron una solución al problema, que pasa por convencer al Reino Unido de que cambie su legislación o directamente vetar el turismo británico de las costas españolas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Contenido Protegido