El amarillo canarión conquista el terreno de juego

Esta última jornada ha sido positiva para el Herbalife Gran Canaria y la Unión Deportiva Las Palmas. 

Con una diferencia de 91-57, los claretianos se enfrentaban contra el Río Natura Monbús Obradoiro con tan solo 48 horas de preparación para el partido. El cuadro de Moncho Fernández, por su parte, llevaba más de una semana planeando su visita al Gran Canaria Arena.

Poco les sirvió la preparación, pues desde el primer cuarto ya el partido habría quedado sentenciado gracias a los triples de Pablo Aguilar. Durante el partido y sobre todo en los 10 últimos minutos, el alero Oriol Paulí ofreció, como de costumbre, un auténtico espectáculo con vuelos y duros castigos al aro gallego.

El Herbalife Gran Canaria olvida así sus penas europeas al lograr el cuarto triunfo consecutivo en Liga Endesa para seguir mirando a los puestos altos de la tabla y asentarse en las posiciones de Playoff.

Por otro lado, los de Quique Setién comenzaban el partido con dominio territorial ante un Osasuna preparado para montar la contra. Jesé decidió poner fin a la mala racha en el equipo y  fue el primero en intentar profundizar por la banda zurda con una velocidad endiablada, que en el minuto 7 daba el primer gol a la Unión Deportiva gracias a un pase de Viera, que cumplía 100 partidos en Primera División.

Minutos antes del primer gol del Osasuna por Kodro, Roque veía la cartulina amarilla, por lo que se pierde el partido ante el Espanyol. En el minuto 36, Kodro volvía a marcar, anotando el 1-2 y provocando un bajón entre el equipo y afición amarilla.

Sin embargo, Livaja empataría en el minuto 55, dando vía libre a una secuencia de goles, siendo Unai el encargado de romper el empate, seguido de Roque Mesa y finalmente Jesé volvía a golear y rompía definitivamente con la racha.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Contenido Protegido