Alivia tu dolor de espaldas con 5 movimientos.

Realiza estos cincos ejercicios cómodamente desde casa y notarás la mejora en muy poco tiempo.

El dolor de espalda es uno de esos síntomas que pueden deberse a un sinfín de posibles causas: sobreesfuerzos, malas posturas, estrés, el uso de calzado inadecuado…

Para evitar esta molestia debemos aprender hábitos posturales correctos, es decir, evitar todas las malas prácticas anteriormente nombradas para no seguir dañando nuestra espalda y fortalecer nuestro sistema muscoloesquelético. En esta última tarea es en lo que te ayudará nuestro artículo, mostrándote 5 ejercicios muy sencillos que realizar diariamente y que no requieren de mucho tiempo.

Flexiones del tronco hacia delante.

  1. Ponte de pie. Separa los pies hasta ponerlos a la altura de los hombros y lleva tus manos a la cadera.
  2. Lleva  los hombros hacia atrás, de modo que tenses ligeramente los músculos de la espalda.
  3. Flexiona la mitad superior del cuerpo hacia adelante hasta que el torso quede en paralelo con el suelo, teniendo siempre los hombros alineados con la cadera.
  4. Vuelve a levantarlo despacio.

Repite este movimiento de 10 a 15 veces.

La cobra.

  1. Túmbate boca abajo, pon los empeines del pie pegados al suelo con las puntas de los dedos estiradas, y con las palmas de las manos apóyate para levantar la mitad superior del cuerpo.
  2. Levanta la parte superior del cuerpo todo lo que puedas y toma aire mientras te elevas.
  3. Mantén la posición durante 30 segundos respirando normalmente.
  4. Deja bajar tu cuerpo mientras exhalas.

Repite el ejercicio 10 veces.

Superman.

  1. Túmbate boca abajo.
  2. Alza tanto las piernas como los brazos, estirando todas las extremidades. Tu cuerpo debería quedar cóncavo, curvado.
  3. Mantén la postura entre 20 y 30 segundos.
  4. Baja los brazos y las piernas despacio hacia el suelo.

Repite este ejercicio tres veces.

Sentadillas contra la pared.

  1. Apoya la espalda contra la pared estando de pie.
  2. Separa los pies de modo que queden a la altura de los hombros.
  3. Ve bajando hacia abajo flexionando las rodillas, hasta que estas formen un ángulo de 90 grados, en cuclillas.
  4. Aguanta así 5 segundos.
  5. Vuelve a subir.

Repite el ejercicio cinco veces.

Dominadas.

Este ejercicio es un poco más duro que los anteriores, y necesitarás una barra horizontal para poder hacerlo. Si no cuentas con ella, realiza los anteriores ejercicios y funcionará igual de bien.

  1. Sostente de la barra con los brazos abiertos un poco más separados que los hombros.
  2. Impulsate de modo que la cabeza pase por encima de la barra.
  3. Aguanta 20 segundos.
  4. Baja de nuevo poco a poco.

Repite el ejercicios las veces que te sea posible, no sobreesfuerces.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Contenido Protegido